¿Estoy obligado a aceptar el abogado del seguro? La libre elección de abogado en accidentes de tráfico

¿Estoy obligado a aceptar el abogado del seguro? La libre elección de abogado en accidentes de tráfico

Todas las personas tienen el derecho a elegir de manera libre y voluntaria el abogado que los represente. Tanto en supuestos de accidentes de tráfico como en otros procedimientos, esta libertad está regulada en la Ley española.

Lo que suele suceder es que la gente se confunde con el servicio de abogados que ofrece la compañía de seguro en su póliza. Lo cierto es que no hay obligación de aceptar el abogado del seguro y además puede solicitar que la compañía pague el que contrate.

¿Dónde se regula el derecho a elegir abogado?

En España la Ley de Contrato de seguro, artículo 76 d, es la que establece el derecho de los sujetos asegurados a elegir el abogado y procurador libremente. Esto incluye un representante en litigios por accidentes de tráfico como también en las divergencias de intereses que puedan surgir del contrato.

El asegurado tendrá derecho a elegir libremente el Procurador y Abogado que hayan de representarle y defenderle en cualquier clase de procedimiento.

El asegurado tendrá, asimismo, derecho a la libre elección de Abogado y Procurador en los casos en que se presente conflicto de intereses entre las partes del contrato.

El Abogado y Procurador designados por el asegurado no estarán sujetos, en ningún caso, a las instrucciones del asegurador.

Artículo setenta y seis d) de la Ley de Contrato de Seguro

La defensa jurídica de la póliza y la libre contratación de abogados

Todas las compañías de seguro deben incluir la defensa jurídica para sus asegurados. Esto es la obligación del asegurador de correr con los costes de abogado en todo procedimiento dentro de los límites de la ley.

La confusión se presenta porque los asegurados creen que este servicio les obliga a aceptar el abogado que ofrece la compañía de seguros. Y es, en efecto, todo lo contrario. La defensa jurídica les ofrece la oportunidad de elegir su propio abogado y que la aseguradora pague hasta los límites establecidos.

¿Cuáles son los límites que propone la aseguradora?

Basados en la premisa existente en la normativa vigente "dentro de los límites establecidos por la Ley…", las aseguradoras imponen límites a la cobertura de la contratación de abogados.

Los principales son:

Límites cuantitativos de la aseguradora para contratar abogados

Las compañías de seguros colocan límites que se cuantifican de manera dineraria. Esto significa que expresan hasta qué importe cubren para gastos de defensa jurídica. El tope máximo depende de cada tipo de póliza y en un rango general oscila entre 600 euros y 3.000 euros.

Cada supuesto deberá ser analizado de manera particular para saber si será necesario desembolsar un dinero extra para gastos de un abogado particular. Lo cierto es que, en un gran porcentaje, la cobertura de la aseguradora será suficiente. Si no lo es, la diferencia será mínima y garantiza una defensa más adecuada de los intereses.

Límites cualitativos de la aseguradora

Algunas pólizas de seguro están limitadas sólo a determinados sujetos como el tomador o quien conduce el vehículo. Esto implica que podría suceder que los demás ocupantes del vehículo no tengan la cobertura de defensa jurídica. O la tendrían según la relación con el asegurado.

En todo caso siempre habrá que analizar los detalles de la contratación que se ha firmado. Un abogado especialista en accidentes de tráfico le ayudará a hacerlo.

La libre elección del abogado en accidentes de tráfico

Tal como lo establece la normativa vigente, todos los ciudadanos tienen el derecho de libre elección del abogado. Ya sea por consultas o la defensa de los intereses en accidente de tráfico, optar por un abogado privado siempre es beneficioso para los asegurados por varios motivos.

Si bien la compañía aseguradora ofrece sus propios letrados, es recomendable la libre elección del abogado. Estos profesionales especializados en accidentes de tráfico trabajan de manera independiente, lo que garantiza un compromiso con los intereses del cliente.

Por su parte, los abogados de la aseguradora responden a intereses de la compañía aseguradora, y estos no siempre van a coincidir con los del cliente.

Otra de las ventajas es la personalización en la representación o estudio de caso. El abogado de libre elección realiza un tratamiento específico y cercano con su cliente. Los abogados de las compañías de seguros tienen la obligación de responder a todos los asegurados que necesiten. Por ello, su dedicación será completamente especializada.

Mayor indemnización por daños

El objetivo principal de la contratación de un abogado especializado en accidentes de tráfico es la reclamación de una indemnización. Cuando en un siniestro vial se producen lesiones particulares o daños materiales, hay que solicitar el resarcimiento por parte de los responsables. El abogado de libre elección es el profesional que presenta las estrategias para lograr la indemnización más alta.

Si bien es cierto que las aseguradoras tienen letrados formados, es probable que ofrezcan una indemnización mínima. Los abogados del seguro intentan resolver el caso rápidamente con ofertas ínfimas que no afecten económicamente a la compañía. Realmente puede ser un hecho entendible, ya que responden a los intereses de sus empleadores.

¿Quién paga los honorarios del abogado de libre elección?

Con la garantía de libre elección de abogado, los honorarios corren por cuenta de la aseguradora. Es decir, que el cliente puede optar por un profesional especializado de su confianza y el pago lo realiza su compañía de seguros.

En algunos casos esta cobertura será por el total de las costas, en otros tendrá un tope máximo. Por ese motivo es necesario analizar cada póliza y situación de manera personalizada.

¿Cómo actuar?

Ante un accidente de tráfico lo primero que deben hacer las partes es firmar el parte amistoso. Después deberán someterse a la revisión médica correspondiente para certificar las lesiones sufridas y continuar con el resto de peritajes.

El consejo es llamar lo antes posible a un abogado especializado en accidentes de tráfico. Este profesional asesora y realiza las actuaciones pertinentes para reclamar la indemnización adecuada al siniestro. Es importante saber que se cuenta con plazos legales establecidos y formas que son conocidas por los profesionales experimentados.

Conclusión

Ninguna compañía de seguros puede obligar a sus asegurados a aceptar el abogado que se propone. La normativa vigente determina que estos tienen libre derecho a la elección de abogado y procurador. Asimismo, las empresas tienen que garantizar una cobertura de defensa jurídica hasta los límites que la ley establezca.

Por este motivo, un damnificado en accidente de tráfico puede contratar un abogado especializado privado haciendo uso de la garantía de libre elección. Con esta figura, la aseguradora responderá por las costas del profesional hasta los límites que estén fijados y con todos los beneficios que acarrea.

¿Buscas un abogado especialista en accidentes de tráfico?

Te ayudamos a encontrar abogado especialista en reclamaciones por accidentes de tráfico sin compromiso. Contamos con una amplia red de abogados colaboradores por toda España.

Consultar abogado