Indemnización por coche declarado siniestro total sin culpa

Indemnización siniestro total sin culpa

El afectado no responsable en un accidente de tráfico tiene que ser siempre indemnizado por los daños sufridos (y el responsable también, si así lo ha contratado con su propia compañía). Esto es así también cuando el vehículo es declarado siniestro total.

Sin embargo, estamos ante un caso un tanto complicado, ya que la valoración del coche suele ser demasiado baja, por lo que se causa un gran perjuicio al conductor. La indemnización propuesta no suele cubrir ni la reparación, ni mucho menos la compra de un nuevo vehículo.

¿Qué se puede reclamar en caso de siniestro total sin culpa?

La persona afectada puede reclamar a la compañía de seguros del responsable del accidente, y esta puede:

En caso de pagar una indemnización, esta debe ser equivalente al valor venal del coche, e incluir además un porcentaje correspondiente al valor de afección del mismo (es decir, el valor que tendría el coche en caso de haberse vendido en la fecha en que tuvo lugar el siniestro).

El valor de afección que se suele aplicar es el 30% del valor venal, si bien puede ser algo más alto o bajo según el caso, y tiene en cuenta las mejoras realizadas en el vehículo.

Pues bien: el problema es que el valor venal no suele coincidir con el que alcanzaría el coche en el mercado de segunda mano (que es por lo que realmente se debería indemnizar), ya que este valor se extrae de unas guías que crean las propias empresas que tasan los vehículos.

Entonces, ante una indemnización insuficiente, el afectado puede demandar judicialmente para reclamar la diferencia, o bien reparar el vehículo y reclamar el valor que este hubiera alcanzado en el mercado de segunda mano, incluyendo su valor de afección (si la reparación supera esa cantidad, la parte en la que lo haga tendrá que pagarla el propietario).

¿Cómo se reclama el siniestro total sin culpa?

En un plazo de 7 días, el seguro del afectado tiene que comunicar el accidente a la compañía contraria (o en un tiempo mayor, si lo prevé así la póliza), dando la máxima información al respecto de la que disponga. El plazo empieza a contar desde el día en que se tenga conocimiento del siniestro.

Por su parte, la aseguradora contraria cuenta con un plazo de 5 días para calcular los daños y notificar su respuesta.

¿Buscas un abogado especialista en accidentes de tráfico?

Te ayudamos a encontrar abogado especialista en reclamaciones por accidentes de tráfico sin compromiso. Contamos con una amplia red de abogados colaboradores por toda España.

Consultar abogado